Hay ocasiones, en las que tenemos elementos que interfieren en la apertura de las hojas de una ventana. Estos elementos pueden ser desde un sofá o un mueble en nuestro salón hasta un grifo en la cocina.

En estas ocasiones, la solución es la colocación de una ventana corredera.
En Ventanas Castelló disponemos de ventanas correderas de PVC. Al estar realizadas en este material, no tenemos la necesidad de introducir una Rotura de Puente Térmico (RPT), ya que el propio material es aislante.
Además, disponemos de diferentes tipos de terminaciones, desde el típico blanco del PVC hasta como por ejemplo, terminaciones imitación a aluminio.

Pregunta en cualquiera de nuestras instalaciones en c/Coso 109 o en c/Lapuyade 14 y te informaremos de ésta y cualquier otra solución que necesites. Desde hace 60 años somos especialistas.