La instalación es el último paso que vamos a dar antes de poder disfrutar de nuestras nuevas ventanas y persianas. Es un momento de incordio para el cliente, aunque necesario. En nuestras manos está lograr una cordial relación de profesionalidad.

Una mala instalación de una ventana o persiana supone dar al traste con todos los pasos previos que hemos dado. Por ello nuestros operarios están completamente formados y preparados para realizar la instalación en su vivienda.
Operarios altamente cualificados, cumpliendo con todas las normativas y exigencias de higiene y seguridad en el trabajo.

Todos nuestros trabajos los garantizamos por el periodo de dos años y por escrito en el contrato que previamente se firma con el cliente. Además ofrecemos una garantía de 5 años en ventanas de PVC, GENEO Y ALUMINIO CON ROTURA DE PUENTE TÉRMICO (RPT).