Una de las preguntas típicas que nos hacen los clientes al solicitar presupuesto para la sustitución de las ventanas de casa, siempre es esta. Pero, ¿es mejor con obra o sin obra? ¿De verdad que puedo cambiar las ventanas sin meter un albañil en mi casa?

Lamentablemente, hemos de decir que las ventanas se pueden instalar sin obra y, sin embargo, no podemos, ni debemos recomendarlo. La publicidad (engañosa) de cierto tipo de empresas que aseguran cambiar las ventanas en un día y sin obra, solo es eso: Publicidad para quedar bien con un cliente que tiene pánico a las obras.

Con nuestros 60 años de experiencia en el cambio de ventanas, sabemos perfectamente que una ventana no aísla lo mismo si se atornilla y se sella, que si se encarcela y se aísla como es debido. En la imagen que mostramos (trabajo realizado hace unos días en Torrero), se puede apreciar cómo se ha cerrado de obra los huecos de los cajones antiguos de madera. Muchas veces el aislamiento, a pesar de poner unas buenas ventanas de PVC o de Aluminio con Rotura, se puede perder por una mala instalación y, sobre todo, por no aislar ni cerrar el cajón viejo de madera.

La profesionalidad de nuestros montadores hará que la pequeña obra de uno o dos días que durará la instalación, sea lo más grata posible para nuestros clientes. Antes de comenzar un montaje se retiran todos los objetos y se colocan plásticos y cartones para cubrir las habitaciones donde se van a sustituir las ventanas. Posteriormente comienza la etapa de desmontar las ventanas viejas y los cajones antiguos. Una vez encarcelada la ventana nueva se aísla el hueco del cajón viejo (esto es muy importante). Y una vez ajustadas las hojas, los mecanismos oscilobatientes, persianas, mosquiteras etc… el Oficial encargado comprobará el correcto aislamiento y que todo funcione a la perfección.

Estamos tan seguros de nuestras instalaciones y de los materiales que instalamos, que en todos nuestros montajes de ventanas ofrecemos 5 años de GVentanas PVC, Aluminio, Persianas, Cerramientos, Mosquiterasarantía, que abarcan tanto los materiales como la mano de obra.