El Cementerio de Zaragoza fue oficialmente inaugurado en 1834, cuando el terreno fue bendito por el Arzobispo de Zaragoza, propiciado por la ventaja de su ubicación a las afueras de la ciudad y la necesidad de terreno para el entierro.
Hasta entonces los enterramientos se efectuaban en los terrenos de iglesias, conventos u hospitales de la propia ciudad, lo que planteaba problemas como la falta de espacio e higiene.
En un principio, y tras muchas disputas, el cementerio fue administrado por las parroquias y el ayuntamiento conjuntamente. Sin embargo, desde 1868 el control pasó a ser administrado exclusivamente por el ayuntamiento.

A lo largo del siglo XIX, el cementerio acometió sucesivas ampliaciones, hasta que en 1883, se creó anexo al cementerio, un espacio para el enterramiento civil. En el siglo XX, en 1911, el cementerio ganó nuevamente terrenos.

Durante la Guerra Civil, Zaragoza cayó desde el inicio en el bando franquista y se produjo una fuerte represión hacia los republicanos.
Se produjeron numerosos fusilamientos en las tapias del cementerio y los cuerpos fueron posteriormente enterrados en fosas comunes y exhumados en 1980. Durante estos años, se crearon en el cementerio zonas de enterramiento para las tropas extranjeras del bando franquista: una zona para el enterramiento de italianos y otra para los musulmanes (orientada a La Meca), además de un cementerio alemán, destinado a las tropas nazis.

Durante el resto de siglo y hasta la actualidad, el cementerio ha continuado creciendo, la última ampliación se llevó a cabo en el 2002, con la apertura de un nuevo edificio de atención al público.
Como hemos dicho, dentro del Cementerio existen “otros” cementerios específicos.

Cementerio Alemán:
Originariamente iba a ser un cementerio exclusivo para los aviadores alemanes de la Legión Cóndor, pero se convirtió en el camposanto común de toda la colonia germana. De hecho ahí se trasladaron los restos de los compatriotas fallecidos antes de la nueva ubicación. Gracias a las solicitudes del cónsul Geevers y Albert Schmitz, el Ayuntamiento les cedió gratuitamente este espacio. Hoy en día depende directamente de la Asociación para la Administración y Conservación del Cementerio Alemán, que es la que se encarga de su mantenimiento. El acceso al mismo, de hecho, se realiza por un lateral distinto al de la entrada de la zona antigua.

Cementerio Musulmán:
El cementerio musulmán ocupa una extensión de 3.100 m2 donde se enterraron los combatientes musulmanes marroquíes muertos en Zaragoza en la Guerra Civil.
Dicha área está dotada de zonas para sepulturas en tierra, de adultos y párvulos, depósitos de restos, fosas comunes.
En el años 2012 se dotó al mismo de un edificio con instalaciones destinadas a lavatorio de los cadáveres y práctica de los ritos propios del Islam.
El 8 de mayo de 2013 se firmó el Convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Zaragoza y la Comunidad Islámica de Zaragoza para el uso de la parcela y utilización del edificio mencionado, para uso exclusivo de prácticas funerarias.

 

Dentro del Cementerio de Zaragoza, podemos además, visitar algunos monumentos, como por ejemplo el Monumento Conmemorativo de la Fosa Común.
Este monumento se encuentrafrente a la fosa común del cementerio, y es obra de José Bueno Gimeno.
Se trata de una escultura de piedra de 2 metros de alto que muestra a dos hombres desnudos llevando el cadáver de un tercero también desnudo.
La escultura fue realizada en 1918 para servir de monumento funerario, no por encargo, sino que fue fruto de una propuesta popular apoyada por el Heraldo de Aragón la que se propuso que la escultura se convirtiera en el monumento de la fosa común y fue gracias a las donaciones de los suscriptores de ese periódico que se pudo adquirir la escultura y colocarla en su emplazamiento actual, siendo inaugurada el 15 de junio de 1919
¿Conoces algunos personajes ilustres que estan enterrados en el Cementerio de Zaragoza?

* José Arsenio Franco Larraz: conocido artísticamente como Pepe Carroll (1957-2004). Fue un conocido mago y presentador de televisión.
* Pilar Bayona López de Ansó: (1897-1979) pianista zaragozana.
* Demetrio Galán Bergua: (1894-1970) médico, humanista y periodista, gran estudioso del folclore de Aragón.
* José Oto Royo (1906 – 1961): cantante de jota aragonesa.
* Miguel Fleta (1897-1938): destacado tenor aragonés.
* Mariano de Cavia (1855-1920): laureado periodista y académico de la lengua.
* Joaquín Costa (1846-1911): político, jurista, economista e historiador español, el mayor representante del movimiento intelectual decimonónico español conocido como Regeneracionismo.
* Agustín Alcaide Ibieca (1778-1846): jurista e historiador, famoso por su crónica de los Sitios de Zaragoza.

 

Fuentes.
Wikipedia, Cementerio de Zaragoza
Ángel Burbano, “La historia dentro de la historia. El cementerio alemán de Torrero”
Ayuntamiento de Zaragoza, Cementerio de Torrero

Fotografía:
Panoramio, Jabaeyens