Cuando decides sustituir las viejas ventanas de tu casa por unas nuevas más eficientes, realizamos un proceso de reciclaje que nos gustaría explicarte.

Lo primero que hacemos es desmontarlas completamente separando todas sus partes para eliminar correctamente los residuos: cristales, aluminio, herrajes,…

La importancia de reciclar aluminio
El reciclaje del aluminio consiste en un proceso de refundición por el que los desechos vuelven a ser convertidos en otros productos . Esta transformación supone un ahorro muy importante en materia económica y energética ya que requiere solamente el 5% de la energía que se consumiría para producirlo desde la materia prima. Además el aluminio puede ser reciclado indefinidamente y utilizarse para producir cualquier material.

Comprometidos con los ODS de la Agenda 2030

Pero, ¿qué son los ODS?

El 25 de septiembre de 2015, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse antes del 2030.

Para alcanzar estas metas, todo el mundo tiene que hacer su parte: los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y personas individuales. Nosotros trabajamos con este fin y en materia de medio ambiente cumplimos los siguientes puntos gracias a nuestra política de reciclaje:

De aquí a 2030, reducir el impacto ambiental negativo per cápita de las ciudades, prestando especial atención a la calidad del aire y la gestión de los desechos.

Cumplimos con las normativas de gestión de residuos y contribuimos a hacer las viviendas mucho más eficientes con materiales que ahorran energía, potenciamos la creación de ciudades sostenibles.

Se trata de desvincular el crecimiento económico de la degradación medioambiental, aumentar la eficiencia de recursos y promover estilos de vida sostenibles.

La producción sostenible del aluminio mediante el reciclaje y reutilización contribuye de manera sustancial a la transición hacia economías verdes y con bajas emisiones de carbono.

Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

Los beneficios medioambientales de reciclar el aluminio son notables: únicamente se produce el 5% del dióxido de carbono durante el proceso de reciclado comparado con la producción de aluminio desde la materia prima.